Segundo round

Los vecinos de Jesús María se enfrentan nuevamente a un desarrollo retailer del Grupo Interbank

Los vecinos de Jesús María se enfrentan nuevamente a un desarrollo retailer del Grupo Interbank

El sábado la Municipalidad de Jesús María hizo público su rechazo a la construcción del mall Real Plaza Salaverry -intersección de la avenida Salaverry con la calle Punta del Este- como medida de protección ante una posible alteración de ‘la paz y tranquilidad que se vive en los alrededores de los Conjuntos Residenciales San Felipe y Salaverry’. El proyecto del Grupo Interbank ocuparía un área de 29,000 m2 que actualmente es administrada por la Marina de Guerra del Perú. Un hipermercado Plaza Vea, salas de Cineplanet, dos tiendas por departamentos -entre ellas Oechsle- y operadores menores conformarán la oferta del centro comercial, cuya inversión inicial bordearía los US$50 millones.

Cabe indicar que la Municipalidad de Lima aprobó en mayo el cambio de zonificación del referido terreno mediante la ordenanza N° 1017-MML. Esta le da luz verde al inicio de obras del desarrollo retailer. Sin embargo, los vecinos de las áreas residenciales aledañas han manifestado su oposición al proyecto, la misma que cuenta con el respaldo de Enrique Ocrospoma, alcalde de Jesús María.

No es la primera vez que los vecinos de la zona se enfrentan al Grupo Interbank por uno de sus desarrollos. Al respecto, durante el 2007, los vecinos de la Residencial San Felipe frenaron la ampliación del supermercado Santa Isabel en ese recinto con miras a su conversión al formato Plaza Vea Super. En esa oportunidad, Ocrospoma apoyó inicialmente la ejecución del proyecto comercial.

¿Tendrá un nuevo ganador este segundo round?

Lee también:

Santo Final: El cierre de Santa Isabel en San Felipe, el último en el mercado peruano.

Lo que no fue no será: Proyectos retailers que, por diversos motivos, nunca vieron la luz.

Anuncios

Tarjeta de bienvenida

La tarjeta de Oechsle es operada por Financiera Uno de Interbank

La tarjeta de Oechsle es operada por Financiera Uno, también de Interbank

Como adelanto a la apertura de su primer establecimiento en Lima, que formará parte del mall Real Plaza Centro Cívico, la nueva Oechsle habría iniciado la colocación de su tarjeta propia en la capital. Oh!, el nombre del plástico, ya estaría captando ‘tarjetahabientes’ desde esta semana en el centro de la ciudad.

Cabe indicar que la tarjeta ya cuenta con más de 10,000 usuarios en Huancayo, ciudad que desde mayo cuenta con una tienda Oechsle, la única que actualmente opera en el mercado peruano. En junio, la captación de ‘tarjetahabientes’ arrancó en Trujillo, donde la cadena de Interbank inaugurará su segunda ubicación durante las próximas semanas.

La llegada, o más bien el regreso, de Oechsle a Lima se concretaría en diciembre con la inauguración del Real Plaza Centro Cívico. Para el 2010, la cadena sumaría establecimientos en el Primavera Park Plaza, próximamente Real Plaza Primavera, y la cuadra seis del jirón de la Unión, además de dos ubicaciones aún desconocidas (¿alguien dijo Plaza San Miguel y Jockey Plaza?).

Oechsle también incursionará en Arequipa como parte del centro comercial que Real Plaza construye actualmente en el distrito de Cayma. La apertura de ese mall se concretaría durante el próximo semestre.

El banco que quiere ser grande

¿Se viene otro cambio de imagen en el sector bancario?

¿Se viene otro cambio de imagen en el sector bancario?

En un mercado donde cuatro entidades bancarias manejan aproximadamente el 80% de los depósitos, el Banco Financiero necesitaba encontrar un nicho específico para posicionarse con éxito. Así, pese a contar con 45 años de existencia, el Financiero se ha posicionado desde hace algunos meses como un banco joven con una campaña realizada por Y&R.

El lanzamiento de un mensaje fresco y claro ha ido de la mano con una notable expansión en el número de ubicaciones del banco, así como en la gama de productos que ofrece. Cabe indicar que el crecimiento del Financiero se ha dado, principalmente, a través de su asociación con Carsa, cadena que también forma parte del grupo ecuatoriano Pichincha.

Ya con un nuevo posicionamiento, el Financiero solicitó hoy el registro de una nueva versión de su logo ante la Oficina de Signos Distintivos del Indecopi. ¿Se viene un cambio de imagen? Esto no sorprendería al considerar los contínuos cambios que se han realizado al interior de la entidad bancaria en los últimos meses.

A continuación dos spots del Financiero, uno de finales de los ochenta y otro lanzado hace algunos meses. Las diferencias son más que notorias:

Santo final

La cadena arribó mediante la compra de Scala

La cadena arribó con la compra de Scala en 1993

No va más. A inicios de esta semana, el último Santa Isabel en el mercado peruano cerró sus puertas en la residencial San Felipe. Supermercados Peruanos, operadora del formato en el Perú, no le daría uso alguno en el corto plazo al establecimiento en Jesús María, por lo que más de una versión apunta a un posible cambio de propietario. Cabe indicar que la empresa de Interbank buscó ampliar las instalaciones de la tienda durante el año pasado, esto con miras a relanzarla bajo el formato Plaza Vea Super. Finalmente, la oposición vecinal frustró el proyecto.

Más allá de la referida ubicación, el cierre representa la desaparición de una cadena que operó por 16 años en el mercado peruano. En 1993, el empresario chileno Eduardo Elberg, en ese entonces propietario de Santa Isabel, adquirió Scala y así concretó el arribo de la marca al Perú. Precisamente la residencial San Felipe, además del centro comercial San Borja y la cuadra siete de la avenida Pardo en Miraflores fueron sus primeras ubicaciones. Meses después se sumaron las tiendas de la avenida Sáenz Peña en el Callao y Las Gardenias en Surco. Todas las mencionadas operaron anteriormente bajo el formato Scala.

La última tienda en cerrar sus puertas

Jesús María albergó a la última tienda en cerrar sus puertas

Elberg dejó la cadena a mediados de los noventa. Esta pasó a manos del Grupo Velox para luego quedar bajo la administración de la holandesa Ahold hacia inicios de la presente década. Finalmente, el Grupo Interbank quedó como propietaria de Santa Isabel y cambió su razón social por Supermercados Peruanos en el 2003. A raíz del bajo posicionamiento de la marca, los nuevos propietarios anunciaron la transformación de las tiendas Santa Isabel a los formatos Plaza Vea y Vivanda.

Ni el osito, ni la sonrisa consiguieron que Santa Isabel se posicionara como líder en el sector de supermercados. Más allá del éxito de Wong y Metro, el formato nunca terminó de ‘cuajar’ al contar con características más que similares a las de las cadenas desaparecidas a inicios de los noventa. Santa Isabel así no apostó ni por el precio, ni por el servicio como valor agregado. La cadena, principalmente, sirvió como base para la construcción de uno de los formatos más exitosos en la actualidad: Plaza Vea. Los establecimientos que migraron a la marca de la bolsa habrían más que duplicado sus ventas con respecto al periodo que operaron bajo el emblema de Santa Isabel.

Santa Isabel cambió de imagen corporativa hasta en cuatro oportunidades, casi siempre de la mano con el cambio de sus propietarios. Así el último logotipo, el mismo que la cadena utiliza actualmente en Chile, fue heredado por Supermercados Peruanos de la gestión de Ahold. Ate, Lince, Callao, San Borja, San Miguel, Miraflores, San Isidro, La Molina, Magdalena, Surco, Los Olivos y Jesús María fueron los distritos que contaron con uno o más supermercados Santa Isabel. De todas esas tiendas, sólo las de la avenida Sáenz Peña y San Felipe no han sido reaperturadas bajo otro formato.

David no esperó a Goliat

0chimbote

Incluso antes de su apertura, Plaza Vea remece el retail chimbotano

La noche del 7 de agosto de 2008, un espectáculo musical acompañado por fuegos artificiales congregó a decenas de curiosos en la Plaza 28 de Julio en Chimbote. Hoca, cadena local de supermercados, iniciaba así sus operaciones con un moderno establecimiento de aproximadamente 1,500 m2. El futuro parecía guardar novedades para la nóvel apuesta retailer en una ciudad cuyo ritmo de consumo ha experimentado un crecimiento significativo durante los últimos años.

Diez meses después, uno de los propietarios de Hoca sorprendió a más de uno al ofrecer su establecimiento en alquiler, nada menos que en un portal de remates en Internet. El precio: US$6,000 por el arrendamiento mensual hasta por nueve años. ¿Qué lo llevó a tomar esa decisión? Plaza Vea, el principal formato de Supermercados Peruanos, se hizo de un terreno en la misma cuadra del jirón Tumbes donde opera la cadena chimbotana y sólo esperaba la autorización municipal para iniciar las obras de un hipermercado.

Así Hoca no quiso jugar a David y Goliat, por lo que finalmente consiguió un arrendatario a través del aviso caleta publicado en la web. ¿Acaso se tratará de un retailer capitalino?

Con respecto a Plaza Vea, la cadena ya habría iniciado las obras en su próxima ubicación chimbotana. Julio Cortés, gerente de la Municipalidad de Chimbote, señaló al diario La Industria de esa ciudad que el autoservicio contará con un área de aproximadamente 4,000 m2 y tiene como fecha tentativa para su apertura el mes de noviembre.

Cabe indicar que el Plaza Vea de la Plaza 28 de Julio será el primero en Chimbote, pero no el único. La cadena se instalará en el distrito de Nuevo Chimbote durante el próximo bienio como parte de un proyecto de viviendas y centro comercial a cargo de Urbi Propiedades. Esta firma también forma parte del Grupo Interbank.

Va por el segundo

El segundo hipermercado Wong estaría en Lima Este

El segundo hipermercado Wong estaría en Lima Este

A poco más de un mes de la inauguración del primer hipermercado Wong, en el centro comercial Plaza Norte, Cencosud ya ‘cocina’ el segundo establecimiento bajo ese formato en Lima. Al respecto, el hipermercado Metro ubicado en la cuadra tres de la avenida La Molina en Ate migraría a la referida marca en el corto plazo.

Cabe indicar que la tienda de Ate abrió sus puertas durante el último trimestre del 2008 y forma parte de un power center operado por Maestro Home Center. El hipermercado fue además el primer establecimiento inaugurado por el Grupo de Supermercados Wong bajo la administración Cencosud.

La cercanía del establecimiento con el distrito de La Molina, además de la amplia presencia de Plaza Vea en Lima Este habrían llevado al conglomerado de Horst Paulmann a optar por el cambio de formato y así apostar por una estrategia de diferenciación. ¿Conseguirá el nuevo Wong los resultados esperados?

Una guerra sin lactosa

Leche evaporada Laive sin lactosa

Laive y el producto que llevó a dos nuevos lanzamientos en Gloria

Desde hace aproximadamente tres meses, Laive tiene en marcha una agresiva campaña publicitaria para promocionar su leche evaporada sin lactosa, producto que le permitiría diferenciarse de sus competidores Gloria y Nestlé. En años anteriores, la firma buscó sin éxito implantar ‘la moda’ del consumo de leche en bolsa, así como el posicionamiento de su leche evaporada tradicional en caja a través de la promoción de atributos como una mejor conservación y facilidad de uso.

Ante la falta de resultados con esas campañas, el lanzamiento de la leche evaporada Laive sin lactosa se presentó como la mejor oportunidad para captar a los consumidores aún desatendidos por sus principales competidores. La promoción empezó con el cambio de agencia de publicidad, así la empresa dejó Panorama Internacional y pasó a la cartera de JWT. Esta realizó un spot que cuenta con cuatro versiones y está ‘inspirado’ en las cajas de leche protagonistas del video ‘Coffee and TV’ de la banda británica Blur. Además de los medios tradicionales, Laive desarrolló su propia aplicación en Facebook que fue de la mano con una campaña de ayuda al Centro Ann Sullivan del Perú.

La respuesta de Gloria, experta en el lanzamiento y diversificación de líneas de productos lácteos, se hizo esperar. Recién a inicios de este mes, la firma introdujo la leche evaporada Gloria Deslactosada, cuya promoción en medios no ha sido tan intensa. Sin embargo, esa no sería la principal respuesta a Laive. Días después, hizo su ingreso a las góndolas de supermercados la leche Bonlé sin lactosa. Esta se comercializa en empaques de seis bolsas y representa el primer lanzamiento masivo de Gloria bajo la marca tradicionalmente enfocada a quesos. Si bien la leche Bonlé no cuenta con publicidad en medios masivos, durante las últimas semanas forma parte de los encartes de ofertas de las principales cadenas de autoservicios.

Mientras en el Perú se intensifica la ‘Guerra sin lactosa’, uno de los principales productores lácteos de un país vecino mira con interés el mercado local. Se trata de la chilena Colun que ayer solicitó el registro de su marca ante la Oficina de Signos Distintivos del Indecopi.