Santo final

La cadena arribó mediante la compra de Scala

La cadena arribó con la compra de Scala en 1993

No va más. A inicios de esta semana, el último Santa Isabel en el mercado peruano cerró sus puertas en la residencial San Felipe. Supermercados Peruanos, operadora del formato en el Perú, no le daría uso alguno en el corto plazo al establecimiento en Jesús María, por lo que más de una versión apunta a un posible cambio de propietario. Cabe indicar que la empresa de Interbank buscó ampliar las instalaciones de la tienda durante el año pasado, esto con miras a relanzarla bajo el formato Plaza Vea Super. Finalmente, la oposición vecinal frustró el proyecto.

Más allá de la referida ubicación, el cierre representa la desaparición de una cadena que operó por 16 años en el mercado peruano. En 1993, el empresario chileno Eduardo Elberg, en ese entonces propietario de Santa Isabel, adquirió Scala y así concretó el arribo de la marca al Perú. Precisamente la residencial San Felipe, además del centro comercial San Borja y la cuadra siete de la avenida Pardo en Miraflores fueron sus primeras ubicaciones. Meses después se sumaron las tiendas de la avenida Sáenz Peña en el Callao y Las Gardenias en Surco. Todas las mencionadas operaron anteriormente bajo el formato Scala.

La última tienda en cerrar sus puertas

Jesús María albergó a la última tienda en cerrar sus puertas

Elberg dejó la cadena a mediados de los noventa. Esta pasó a manos del Grupo Velox para luego quedar bajo la administración de la holandesa Ahold hacia inicios de la presente década. Finalmente, el Grupo Interbank quedó como propietaria de Santa Isabel y cambió su razón social por Supermercados Peruanos en el 2003. A raíz del bajo posicionamiento de la marca, los nuevos propietarios anunciaron la transformación de las tiendas Santa Isabel a los formatos Plaza Vea y Vivanda.

Ni el osito, ni la sonrisa consiguieron que Santa Isabel se posicionara como líder en el sector de supermercados. Más allá del éxito de Wong y Metro, el formato nunca terminó de ‘cuajar’ al contar con características más que similares a las de las cadenas desaparecidas a inicios de los noventa. Santa Isabel así no apostó ni por el precio, ni por el servicio como valor agregado. La cadena, principalmente, sirvió como base para la construcción de uno de los formatos más exitosos en la actualidad: Plaza Vea. Los establecimientos que migraron a la marca de la bolsa habrían más que duplicado sus ventas con respecto al periodo que operaron bajo el emblema de Santa Isabel.

Santa Isabel cambió de imagen corporativa hasta en cuatro oportunidades, casi siempre de la mano con el cambio de sus propietarios. Así el último logotipo, el mismo que la cadena utiliza actualmente en Chile, fue heredado por Supermercados Peruanos de la gestión de Ahold. Ate, Lince, Callao, San Borja, San Miguel, Miraflores, San Isidro, La Molina, Magdalena, Surco, Los Olivos y Jesús María fueron los distritos que contaron con uno o más supermercados Santa Isabel. De todas esas tiendas, sólo las de la avenida Sáenz Peña y San Felipe no han sido reaperturadas bajo otro formato.

Anuncios

Memorias de un gigante

Spot de Scala Gigante de finales de los sesenta

Spot de Scala Gigante de finales de los sesenta

Metro, Plaza Vea y Tottus son cosa de todos los días. Los hipermercados están cada vez más presentes en zonas periféricas de Lima y en las principales ciudades del interior, además de contar con ambiciosos planes de expansión a nivel nacional.

¿Cómo y cuándo nació ese formato en el Perú? Si bien la inauguración de los primeros supermercados se dio en 1953, a través de Super Market, recién en 1967 abrió sus puertas una mole de rayas blancas y naranjas en la intersección de las avenidas Venezuela y Alfonso Ugarte en Breña. Era Scala Gigante, el debut de la cadena Scala, aparecida en 1959, en el formato de hipermercado. Así, por ejemplo, los lácteos y artículos de limpieza del hogar pasaron a mezclarse con los textiles de moda y los artículos de cristalería en un sólo establecimiento.

El éxito de la primera ubicación llevó a la apertura de otros Scala Gigante en San Miguel, lo que hoy se conoce como Marina Park y que previamente formó parte de la cadena Multimart, y Surquillo, hoy Maestro Home Center. El crecimiento de los hipermercados se dio de la mano con la expansión de Scala en su formato de supermercado. Este contó con ubicaciones en Miraflores, San Borja, Callao, Lince, La Molina, San Isidro, Jesús María y el Cercado de Lima, donde su primera tienda, en la Plaza de Armas, se mantuvo con una oferta ajena a los comestibles hasta el día de su cierre. Cabe indicar que inicialmente Scala era una especie de bazar y de manera paulatina pasó al formato de autoservicio.

Una de las ubicaciones más emblemáticas de Scala fue el Centro Comercial Camino Real. Con miras a esa apertura, el 1 de junio de 1979 la cadena constituyó otra empresa: Inversiones Camino Real. Esta división de Scala se encargó de la administración del establecimiento ubicado en el mall sanisidrino. Años después, aproximadamente en 1982, la familia Majluf, propietaria de la cadena, vende sus acciones al Grupo Brescia. Inversiones Camino Real, por su parte, pasó a administrar todos los locales de Scala.

Los años difíciles llegaron con la segunda mitad de los ochenta. Mientras la crisis económica afectó a las ventas, el terrorismo empezó a atacar los establecimientos comerciales, entre ellos los Scala de Camino Real y la Plaza de Armas. A inicios de los noventa, y con todos sus tradicionales competidores en bancarrota, los Brescia pusieron en venta la cadena. Eduardo Elberg, empresario chileno y propietario en ese entonces de Santa Isabel, fue el principal interesado y finalmente se hizo de Scala en 1993. Así Inversiones Camino Real tomó la denominación Supermercados Santa Isabel y mantuvo en operación cuatro de los establecimientos de Scala.

Luego de Elberg, Santa Isabel pasó por diversos propietarios foráneos para finalmente quedar en manos del Grupo Interbank en el 2003. La empresa cambió su nombre por Supermercados Peruanos, por lo que, teóricamente, la ‘desaparecida’ Scala aún sigue en pie.

Novedades en Vivanda

Vivanda cambiaría de slogan

Vivanda cambiaría de slogan

Supermercados Peruanos solicitó el sábado, ante la Oficina de Signos Distintivos del Indecopi, el registro de la frase ‘Vivanda, sabemos lo que te gusta’. La cadena de autoservicios, enfocada a los niveles socioeconómicos A y B, utiliza desde hace un par de años el slogan ‘Piensa fresco’. ¿Se avecina un cambio?

Por otro lado, aún avanzan a ritmo moderado las obras del Vivanda que reemplazará al Santa Isabel en la intersección de las calles Libertadores y Esquilache en San Isidro. El nuevo establecimiento contará con una mayor área de venta, por lo que Supermercados Peruanos ha adquirido cuatro locales comerciales aledaños al futuro Vivanda. Estos forman parte del centro comercial vecinal Plaza Los Libertadores.

El final se acerca

Jesús María alberga al último Santa Isabel en el Perú

Jesús María alberga al último Santa Isabel en el Perú

Supermercados Peruanos iniciará próximamente las obras de un nuevo Vivanda. Este reemplazará al supermercado Santa Isabel que operó hasta hace unos días en la intersección de las calles Libertadores y Esquilache en San Isidro. El nuevo autoservicio abriría sus puertas antes de fin de año y se convertirá en el séptimo de la cadena gourmet dirigida, principalmente, a los niveles socioeconómicos A y B.

Con el cierre de la tienda de Libertadores, el Santa Isabel de la Residencial San Felipe queda como el único autoservicio con esa marca en el mercado peruano. Cabe indicar que Santa Isabel ingresó al Perú en 1993, cuando aún era propiedad del empresario chileno Eduardo Elberg. Posteriormente, la cadena fue adquirida por el Grupo Velox y luego pasó a manos de la alianza Disco-Ahold. En el 2003 se integró al Grupo Interbank, que a través de Supermercados Peruanos ha transformado de manera paulatina sus establecimientos a los formatos Plaza Vea y Vivanda.

Está definido que el Santa Isabel de San Felipe pasará, tarde o temprano, a formar parte de Plaza Vea bajo su formato de supermercado. Por su parte Vivanda, además del proyecto en San Isidro, se instalaría en la cuadra 3 de la calle La Cañada en La Molina, cerca de Molicentro. El nuevo autoservicio, que representaría el debut de la cadena en un distrito con amplia presencia de Wong, aún no tiene fecha definida para iniciar obras.

Cadenas creativas

La Curacao y su incursión en supermercados

La Curacao y su incursión en supermercados

En mayo abrió sus puertas el primer establecimiento de Maxibodega, cadena que representa el debut de Total Artefactos (La Curacao) en la industria de supermercados. La tienda se ubica en la segunda cuadra de la calle Callao en el centro de Ica, cuenta con 1,200 m2 de sala de venta y fue el resultado de una inversión de US$1.5 millones.

Más allá del lanzamiento, lo llamativo de Maxibodega es su similitud con el nombre y los colores corporativos de uno de los formatos de Walmart en Centroamérica. Esta cadena, cuyo principal mercado es Costa Rica, también utiliza la marca Maxibodega y está enfocada a los niveles socioeconómicos medios bajos, al igual que su versión peruana. Sin embargo, la centroamericana guarda más similitudes con lo que sería un hipermercado de descuento, por lo que maneja áreas de venta superiores a los 2,000 m2.

¿Los ejecutivos de Total Artefactos se habrán dado una vuelta por Centroamérica antes de darle forma a su proyecto de supermercados en el Perú? Pues no son los únicos que se han inspirado en una cadena foránea con miras al lanzamiento de un nuevo formato de autoservicios en el mercado local. Al respecto, el caso más representativo es el de Vivanda, formato de Supermercados Peruanos enfocado a los niveles socioeconómicos más altos y que guarda claras similitudes con Pomona, cadena operada por la francesa Casino en Colombia.

El formato A-B de Casino en Colombia

El formato A-B de Casino en Colombia

Al igual que Vivanda, Pomona tiene por logo una manzana, además de operar locales con diseños arquitectónicos más que parecidos. Asimismo, la cadena foránea también está enfocada a los niveles socioeconómicos A y B.

Cabe indicar que pese a las similtudes existentes, las mencionadas cadenas peruanas han adaptado las ideas del exterior al entorno local, ello con miras a no fracasar. Como ocurrió en el caso de Santa Isabel, el mercado local de supermercados ha demostrado no aceptar los formatos que son una réplica al 100% de otro en el exterior, así se trate de uno exitoso en algún país vecino.

  • Tweets de LaPlaza

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • septiembre 2019
    L M X J V S D
    « Nov    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30